Logotipo del Museo Patio Herreriano
Ayuntamiento de Valladolid

Conservación y restauración

En el arte contemporáneo, los nuevos soportes y técnicas nos obligan a trabajar no sólo con un taller de restauración dotado con los últimos avances en medios y tecnología, sino con expertos que conozcan a fondo el modo de hacer de los artistas, especializados según diferentes soportes: pintura, escultura, obra sobre papel y fotografía. La labor en este campo es de constante renovación y puesta al día.

La restauración se plantea siempre desde un punto de vista preventivo antes que de intervención. Cada obra cuenta con un informe técnico de restauración. Este informe recoge un historial importantísimo para predecir o comprender el comportamiento de las obras con el paso del tiempo, con sus incidencias en traslados, manipulaciones, embalajes y desembalajes.

El montaje de la colección permanente del Museo Patio Herreriano supuso una importante inversión de esfuerzo en el ámbito de la restauración con el objetivo de desplegar con las máximas garantías una colección conservada hasta el momento con el mayor cuidado.

El equipo del museo vela directamente por la conservación de las obras, tutelando el trabajo de los restauradores de obras de arte. Con las obras presentadas en las salas de exposiciones, los criterios preventivos han de ser más estrictos que con las obras almacenadas, y a ello colabora también personal de otros departamentos.

Desde el inicio de la colección, al adquirir las primeras obras, la asociación se planteó la necesidad de atender a su mejor conservación, catalogación, investigación y, llegado el caso, restauración. Por ello se han almacenado, prestado y expuesto en muestras temporales bajo los más exigentes criterios internacionales de climatización, iluminación, manipulación y transporte.

En la actualidad, en torno a la colección, se sigue generando una importante tarea de documentación, catalogación y conservación que constituye uno de los pilares de este proyecto. Atender la investigación y documentación de las obras con criterios científicos, la elaboración de un exhaustivo catálogo razonado, es otra de las prioridades que se desarrolla con la ayuda externa de expertos en la materia.