Logotipo del Museo Patio Herreriano
Ayuntamiento de Valladolid

Nuevo montaje de la colección permanente

22-02-2007

Las salas 6 y 7, en la tercera planta, ya tienen parte del nuevo montaje de la colección permanente que puede verse tras la exposición del cubismo. Estas dos salas se suman a las que actualmente pueden visitarse (0, 1 y 2). El nuevo montaje será ampliado próximamente hasta completar las salas disponibles en el museo. Los nuevos contenidos se dividen en dos ámbitos: Sala 6: El objeto de la representación Todos los objetos, fuera de su contexto, pueden recargarse con nuevos significados. Si además son manipulados, se cambia su escala o se combinan con otros, automáticamente adquieren nuevos sentidos. Las obras reunidas en este ámbito se conciben como un juego de espejos entre la representación y los objetos. Los reconocemos como tales y al mismo tiempo el artista nos sugiere el salto a otras interpretaciones. La operación metafórica, aparentemente sencilla, tiene consecuencias ineludibles en nuestra manera de mirar las cosas y forma parte del trabajo de los artistas, capaces de modificar con un gesto sencillo el sentido de nuestra percepción. Las obras se hacen portadoras de historias asociadas a su cotidianidad que ahora aparece transformada en el espacio de las salas de un museo. Sala 7: Imagen – medio – mensaje Las imágenes contienen códigos, unas veces explícitos y otras ocultos, como si se tratara de verdaderos jeroglíficos. Saber leer las imágenes se ha convertido en una necesidad en un mundo mediado por ellas. No es casual que se denomine “medios de masas” a las nuevas vías de producción de mensajes colectivos porque actúan como intermediarios entre nosotros y la realidad. Los artistas no son ajenos a esta situación y toman los códigos de las imágenes contemporáneas como materiales que nos obligan a leer entre líneas, a utilizar diferentes referencias e innumerables asociaciones dentro y fuera de ellas. Los artistas juegan con las relaciones intercambiables entre texto e imagen, se apropian de los mensajes publicitarios, utilizan unas imágenes dentro de otras, o se aprovechan de la iconografía a la que nos acostumbran los folletos de información o las animaciones divulgativas.