Logotipo del Museo Patio Herreriano
Ayuntamiento de Valladolid

ARQUITECTURA, MEMORIA: Susan Philipsz

22-08-2019

ARQUITECTURA, MEMORIA: Susan Philipsz
Capilla del Museo, sala 9 y plaza del 16 al 23 de octubre

El proyecto Arquitectura, memoria: Susan Philipsz está formado por tres piezas sonoras de quien está considerada como uno de los máximos exponentes del escenario artístico internacional del arte sonoro, campo en el que ha realizado trabajos de enorme relevancia en las tres últimas décadas. La obra de Philipsz suele presentarse en grandes espacios vacíos, en relación directa con su arquitectura, o en exteriores, deslizándose sutilmente hacia el espacio público. Es precisamente a estos dos ámbitos a los que se dirige la selección que ahora presentamos, perteneciente a la Colección del Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC) de Santiago de Compostela.

El Museo Patio Herreriano se une con este proyecto a la Semana Internacional de Cine de Valladolid con lo que podría denominarse un cine sin imágenes, pues en el origen de las piezas sonoras que aquí presentamos se encuentra la enorme influencia que sobre Philipsz ha ejercido siempre el lenguaje cinematográfico. The Dead, instalada en la Capilla del Museo, nace como homenaje a Dublineses, el célebre film de John Huston de 1987 basado en una novela corta de James Joyce.  La instalación de esta obra en la Capilla del museo fortalece la idea de ausencia y de memoria, toda vez que la vacía arquitectura del lugar se revela en su dimensión más nítida. Follow Me, instalada en la plaza del museo fue creada a partir de la célebre película Blow Up de Michelangelo Antonioni, de 1968. Para la pieza Something Better Change, instalada en la Sala 9, Philipsz acude a una canción hoy legendaria firmada por la banda The Stranglers en 1977.